Please note: This website requires Flash and JavaScript to enjoy the full function range.
Please ensure that Flash and JavaScript are activated in your browser options. To download the
current flash plugin version please click here.

BuscarBuscar

Cómo actuar si tienes una avería al volante

A lo largo de nuestra vida como conductores, es normal que en algún momento podamos tener una avería imprevista y nos quedemos tirados en la carretera. Cuando esto ocurra, lo primero que debes hacer es mantener la calma y permanecer tranquilo, no es el fin del mundo ni el momento de perder los nervios. Solo tienes que seguir una serie de pautas para controlar la situación, evitar entorpecer el tráfico y solicitar ayuda.

Apártate de la carretera.

Si notas que el coche comienza a dar fallos, ve posicionándote a un lado de la calzada o utiliza el carril de emergencia. Nunca frenes de golpe. Enciende las luces de emergencia e intenta siempre moverte hacia un lugar seguro para estacionar, evitando entorpecer la circulación y provocar incidentes.

Apaga el motor y acciona el freno de mano.

Parece obvio pero con los nervios del momento puede que te despistes y tu coche no quede paralizado del todo.

Señaliza la avería.

Chequea que has encendido las luces de avería cuanto antes para advertir a los otros conductores de la existencia de un coche parado. Si es de noche también deberás mantener encendidas las luces del vehículo.

Ponte el chaleco reflectante antes de salir del coche.

Solo es obligatorio para el conductor pero es recomendable que el resto de pasajeros también lo utilicen. El chaleco debe estar situado próximo al conductor, en un lugar al que puedas acceder desde el asiento ya que salir del coche para cogerlo se considera una infracción.

Coloca los triángulos.

En vías de doble sentido se coloca un triángulo por delante y otro por detrás del coche, a una distancia mínima de 50 metros para que sean visibles a 100 metros de distancia. Si estás en una autovía o autopista solo será necesario colocar el triángulo trasero.

Camina por el arcén.

Camina siempre por fuera de la carretera, utiliza el arcén y, en caso de haber guardarraíl, lo mejor es que te posiciones por detrás de este.

Solicita asistencia en carretera.

Ahora sí, ya puedes llamar a tu compañía aseguradora para que envíen una grúa. Es importante contar con los teléfonos de emergencia y la documentación del seguro. Si se trata de un accidente grave, también deberás llamar a la autoridad de tráfico pertinente (Policía o Guardia Civil).

En caso de que la avería se produzca circulando por ciudad, básicamente deberás seguir las mismas pautas: intentar apartar el coche de la calzada, detener el motor, encender las luces de avería, llamar a tu compañía de seguros… A priori, no será necesario colocar los triángulos ni usar el chaleco reflectante ya que esto solo es obligatorio en carretera.

Si tu coche actual es experto en averías y puede dejarte tirado en cualquier momento, quizás sea el momento de dar el paso y buscar nuevas opciones. En Das WeltAuto encontrarás una amplia oferta de vehículos de ocasión de las marcas del Grupo Volkswagen –SEAT, SKODA, Volkswagen y Volkswagen Vehículos

Las películas de coches que no te puedes perder

Volkswagen Golf GTI, 40 años de éxito

Concesionario o particular ¿qué opción es más fiable para comprar un vehículo de segunda mano?

Artículos anteriores



Los vehículos de ocasión más vendidos en España durante 2015

Verdades y mentiras sobre los vehículos blancos

6 razones para que tu primer coche sea de segunda mano

Guía rápida para comprarte un vehículo de segunda mano

5 ideas para gastarte el dinero que te ahorres comprando un vehículo de ocasión

7 señales que determinan que ha llegado el momento de cambiar de coche

Principales Hitos Das WeltAuto