5 maravillas desconocidas a las que puedes llegar en tu coche

¿Quién no ha soñado con conocer alguna vez el Gran Cañón, las playas del sureste asiático o los cenotes de México? Maravillas naturales que hemos visto cientos de veces en fotos pero que están a miles de kilómetros. 

Sin tener que ir tan lejos, en España existen infinidad de maravillas naturales menos retratadas que es probable que desconozcas. En este artículo seleccionamos algunas de las más impresionantes ¡Coge el coche y descúbrelas!

1. Una antigua mina de oro a cielo abierto

Sin duda, las Médulas en León es uno de los paisajes más espectaculares y diferentes de nuestra península. Las suaves formas de las montañas que conforman Las Médulas no son fruto de la casualidad sino de la mano del hombre. 

La erosión tiene su origen en la explotación minera de oro que existía allá por la época romana. Los derrumbes controlados provocados para poder extraer el oro son los responsables de crear un paisaje anodino, digno de cualquier película de Hollywood. 

¿Cómo llegar? Desde Ponferrada la distancia es de poco más de 20 kilómetros. Se coge la N-536 en dirección suroeste hasta Carucedo y se toma un posterior desvío hacia la izquierda.

2. Una playa sin mar tierra adentro

Su nombre es Gulpiyuri, se encuentra entre los municipios de Ribadesella y Llanes, en Asturias, y fue declarada Monumento Natural en 2001. Se trata de una playa escondida en mitad de un prado sin salida al mar. El agua, que apenas sobrepasa los pies, se filtra a través de las rocas del acantilado. 

La erosión del mar creó una cueva interior que terminó por hundirse, dejando un pequeño hueco circular de unos 50 metros de diámetro a 100 metros de la costa, que conforma lo que hoy es la playa más pequeña del mundo. 

¿Cómo llegar? Se coge la Autovía del Cantábrico, tanto si vienes de la zona de Llanes como desde Ribadesella, hasta llegar a Naves. En Naves se coge la salida 313 Naves / Villahormes / Hontoria y se siguen las indicaciones hacia la playa.

3. Un parque de cuento de hadas

El Parque Natural del Monasterio de Piedra, en Zaragoza, es una de las rutas naturales de mayor belleza de nuestro país. El río Piedra fluye formando durante siglos una idílica ruta llena de grutas, cascadas y lagos hermosos. 

En la Gruta Iris, una de las más mágicas del parque, podrás ver impresionantes estalactitas y estalagmitas que se han ido conformando con el paso de los años creando un mundo subterráneo que te dejará con la boca abierta. 

¿Cómo llegar? Desde la Autovía A-2, se coge la salida Km 204 (Alhama de Aragón - Monasterio de Piedra).

4. Un paisaje semidesértico, escenario de Juego de Tronos

El árido paisaje de las Bardenas Reales de Navarra ha visto desfilar a toda una legión de guerreros Dothraki junto a Daenerys Targaryen. El primer capítulo de la sexta temporada de la famosa serie de TV Juego de Tronos elegía este fantástico paraje semidesértico de nuestra geografía como uno de sus escenarios. Y no es de extrañar. 

El Parque Natural de las Bardenas Reales fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el año 2000. Este paraje cuenta con 42.500 hectáreas en los que la erosión del agua y el viento en montañas, barrancos y mesetas ha configurado un paisaje casi lunar. 

¿Cómo llegar?Desde la carretera N-134 que une Tudela con Arguedas, en el kilómetro 15,1 se accede a las Bardenas Reales. Cogiendo esta desviación, la carretera del Polígono de Tiro te conducirá directamente al Centro de Visitantes.

5. Un desfiladero para poner a prueba el vértigo

El desfiladero del Cañón de los Gaitanes en Málaga, conocido como el “Caminito del Rey”, fue considerado en su día el sendero más peligroso del mundo; en algunos puntos, el camino cuenta únicamente con 10 metros de anchura y hasta 700 metros de altura sobre el río Gualdarhorce . 

En sus orígenes, alrededor del 1901, fue construido como un camino de servicio que permitía a los operarios llegar hasta la Central Hidroeléctrica del Chorro. Su nombre se debe a que, en 1921, el rey Alfonso XIII fue a la inauguración de la presa del Conde del Guadalhorce y se dice que para acceder al lugar recorrió el camino previamente construido. 

Para disfrutar de este peculiar recorrido es necesario hacer una reserva previa y no puede recorrerse con menores de 8 años. 

¿Cómo llegar? Desde Málaga, se coge el desvío “Ardales-El Chorro” y luego se gira a la izquierda dirección “El Caminito del Rey”.