5 puntos que siempre debes revisar en tus neumáticos por seguridad

Los neumáticos son una de las piezas más importantes del coche. Representan el punto de unión entre el vehículo y la carretera, soportan todo el peso del habitáculo y se encargan de absorber las irregularidades del terreno y responder a la dirección. Mantenerlos en buen estado es imprescindible para garantizar la seguridad e incluso ahorrar combustible. Estos son los principales puntos que debes revisar para mantener tus neumáticos en su mejor estado.

 

1. Presión

La falta o el exceso de presión en los neumáticos hará que se desgasten antes de tiempo. Además afectará la dinámica y seguridad del vehículo. Por ello es recomendable comprobar y ajustar en una gasolinera los niveles de presión al menos una vez al mes. Llevar la presión adecuada aumentará su adherencia a la carretera, evitará reventones, mejorará la estabilidad del coche y, además, te ayudará a ahorrar combustible. 

 

 

2. Desgaste de los neumáticos

Para comprobar el desgaste de los neumáticos podemos utilizar una herramienta tan sencilla como una moneda de euro. Esta técnica, tan rudimentaria, puede darte una idea de su estado. Solo tienes que introducir la moneda en los surcos del dibujo de la llanta para comprobar su profundidad. Si el dibujo tapa el borde exterior dorado de la moneda, tendrán una profundidad de cuatro o más milímetros. En cambio si el borde exterior de la moneda es visible, será el momento de cambiarlos por unos nuevos. 
 

Circular con los neumáticos desgastados, por debajo del límite legal de 1.6 mm, puede suponerte una multa de 200 euros, ¡por rueda!, y sobre todo podrá poner en peligro tu seguridad y movilidad. Entre otras cosas, la profundidad del dibujo afectará a la capacidad para evacuar agua del neumático, y por tanto, al agarre a la carretera y la seguridad del vehículo. 

 

 

3. Alienación o paralelismo

El paralelismo de un coche puede alterarse al golpear un bordillo, por un bache o por la repetición continua de pequeños golpes. La consecuencia es que la alineación de las ruedas se desajusta. Esto perjudica la conducción, hace que el consumo de combustible aumente y provoca que los neumáticos se desgasten de manera irregular. 
 

Es importante realizar revisiones periódicas al taller para comprobar que la alineación sea la correcta y, en caso contrario, ajustar los ángulos y establecer la configuración predeterminada por el fabricante. 

 

 

 

4. Equilibrado

Unos neumáticos mal equilibrados producen vibraciones en la conducción. Estas vibraciones pueden ser percibidas a través del volante o a través del asiento. En el primer caso significaría que las ruedas delanteras están desequilibradas, mientras que el segundo caso el desequilibrio, casi con seguridad, vendría de las ruedas traseras. 
 

Un correcto equilibrado permitirá realizar giros sin vibrar y protegerá la suspensión, la dirección y la transmisión del vehículo. 

 

 

 

5. Válvulas

Cada vez que cambies los neumáticos es fundamental cambiar también las válvulas y tapones. Estos mantienen la hermeticidad y protegen los neumáticos, el vehículo y evitan que la suciedad penetre en el interior. Además, mantienen la presión correcta para conservar por mayor tiempo su buen estado. 
 

Al comprar tu nuevo vehículo de ocasión en DasWeltAuto te asegurarás el buen estado de los neumáticos, ya que todos nuestros modelos pasan una exhaustiva revisión mecánica para cumplir con los estándares de calidad del Grupo Volkswagen. Además la Garantía Das WeltAuto incluye cobertura europea, servicio de asistencia 24 horas y reparación de averías para ayudarte a solucionar cualquier imprevisto que pueda surgir en la carretera. ¡Entra ahora en Das WeltAuto y descubre toda la oferta de vehículos multimarca que tenemos para ti!

 

 

 

  • 0
  • 0
  • 0

Coches de Ocasión disponibles