7 señales que determinan que llegó el momento de cambiar de coche

Al final, siempre llega el momento de cambiar de coche. Porque, aunque intentes ignorarlas, hay señales evidentes que te dicen que tu coche está en las últimas. Estas pistas te indicarán que la hora de la renovación ha llegado.

 

1. Le cuesta mucho despertarse de buena mañana

Empieza el día, te subes al coche, te acomodas, pones la llave y nada. Nuevo intento. Esta vez te detienes en el giro de llave. “¡Venga, va! Seguro que solo es que el motor está frío”. Otra vez. Nada. Así hasta que te encuentras suplicándole a tu coche que arranque. ¿Es así cómo debería empezar tu día? Tu coche y nosotros pensamos que no.

 

2. Tu coche es una sinfonía

Cuando arrancas, cuando tu coche está en marcha, cuando aparcas… Si el motor de tu coche no deja de emitir ruidos es que algo falla y es momento de llevarlo al mecánico. La banda sonora de tu coche debería ser tu música, no tu propio coche.

3. No hay semana en que no pases por el taller

Pueden que solo sean pequeñas averías que solucionas en una tarde, pero cuando un problema lleva a otro y terminas pasando más tiempo en el taller que en tu propio coche, es que tu coche está pidiendo un cambio drástico.

Una avería aislada entra dentro de lo normal, pero cuando se convierten en un efecto dominó, entonces debes empezar a pensar en cambiar de coche.

4. Vives con miedo a quedarte tirado

Que tu coche sufra una avería debería ser una sorpresa para ti, no algo a lo que ya te has acostumbrado. O peor, que estés constantemente en estado de alerta por si algo falla. 

Nadie debería vivir condicionada por el temor de que su coche se quede parado en la carretera.

 

5. La edad de tu coche compromete tu seguridad

Estadísticas recientes de la Dirección General de Tráfico son claras: las posibilidades de sufrir un accidente con víctimas se duplica cuando circulamos en un coche con más de 6 años de circulación y se triplica cuando tiene entre 10 y 14 años. Está demás decir que esta es  una razón importante para cambiar de coche.

6. Tu situación familiar te obliga a cambiar de coche

Cuando tu situación familiar cambia y la sillita de bebé no cabe ni en el maletero, es que tu coche ya no se ajusta a tus necesidades. Así que, por mucho que te duela, es hora de cambiar tu modelo deportivo por uno familiar. Lo primero es lo primero.

7. Te da vergüenza que los demás lo vean

Puede que para ti la estética no sea el factor esencial de tu coche, pero el aspecto de nuestro coche comunica muchas cosas. Si las abolladuras, las capas de pintura, o hasta el modelo de tu coche, te dan más vergüenza que orgullo, es que acabas de encontrar otra buena razón para decidir cambiar de coche.

  • 0
  • 0
  • 0

Coches de Ocasión disponibles