¡Adapta tu coche al nuevo miembro de la familia!

¡Un bebé cambia tu vida! Cambian tus prioridades, tus horarios, tus costumbres… ¡Y hasta tu coche! Si vas a ser madre o padre primerizo y todavía no tienes claro cómo debes adaptar tu coche a la llegada del nuevo miembro de la familia, en este artículo te damos las claves.

Qué sillita necesitas

Lo primero que debes hacer es adquirir una silla adecuada y homologada (deberás comprobar que cumple con la normativa y que lleve el sello de la CE). Un recién nacido necesitará una sillita del Grupo O, para menores de un año con peso inferior a 10 kg. 

Si la sillita ha recibido algún impacto o se ha deteriorado deberás dejar de utilizarla y adquirir una nueva. Asimismo, recuerda que tendrás que ir cambiando de silla a medida que tu hijo crezca, adecuándola siempre a su altura y peso.

Ubicación de la sillita

La DGT indica que, por norma general, el bebé siempre debe viajar en los asientos traseros, en sentido contrario a la marcha. Únicamente se establecen tres excepciones a este caso: cuando el resto de asientos traseros estén ocupados por otros menores, cuando no sea posible instalar todas las sillitas necesarias o cuando se trate de un vehículo biplaza. Sólo en estos casos podrás colocar la sillita en el asiento del copiloto con la obligación siempre de desconectar el airbag. En ningún caso se podrá llevar al niño en brazos dentro del coche. 

Cada sillita viene acompañada de su propio manual de instrucciones que deberás seguir para instalarla correctamente. Si tu coche no dispone de Isofix (la opción más segura y fácil de colocar) es muy importante comprobar que la silla esté instalada correctamente y que los arneses o el cinturón no vayan retorcidos, holgados o doblados.

Climatización del coche

Ni mucho calor ni mucho frío: la temperatura ideal es entre 19º C y 24º C. En verano lo mejor será colocar parasoles en las ventanillas traseras para evitar el sol directo. Utiliza el aire acondicionado para lograr una temperatura óptima pero evita siempre que la salida de aire esté enfocada directamente hacia el bebé . Además es importante que mantengas los filtros del aire acondicionado siempre limpios.

Equipaje que no puede faltar

Al igual que vosotros, tu bebé debe viajar con su propia maleta. En ella no pueden faltar pañales, toallitas, pañuelos de papel, mudas limpias… todo lo necesario para cambiarle. Incluye también en su maleta ropa de abrigo, una manta por si la temperatura cambia y una bolsa refrigerante con bebida y alimento. 

También te será muy útil hacerte con un calienta-biberones con adaptador para poder enchufarlo al coche para preparar su comida en cualquier momento.

Recomendaciones para viajes largos

Un viaje largo es tan agotador para los padres como para el bebé. Cuando viajes con tu peque procura no exceder las seis horas de coche, parando cada dos para descansar . En estas paradas saca al bebé de la silla para permitirle moverse (si todavía no anda, puedes colocarle sobre una manta). 

En los viajes no te olvides de llevar música infantil, cuentos y juguetes para distraerle; te recomendamos que no se los des todos a la vez, ve reservándolos para sorprenderle en los momentos que comience a aburrirse o inquietarse. Si viajáis los dos padres en el coche, lo mejor es que uno se siente en la parte trasera para ir junto al peque.

Si en vez de adaptar tu vehículo estás pensando en adquirir un nuevo coche, en Das WeltAuto encontrarás una amplia selección de vehículos familiares de ocasión garantizados, además de una amplía gama de accesorios para personalizarlo según tus necesidades.