¿Cómo elegir el que será tu primer coche?

Eres joven, prácticamente acabas de sacarte el carnet de conducir y tienes la oportunidad de comprarte un coche. El mercado está lleno de opciones, ¿por dónde empezar a mirar? Para tu primer contacto con el mundo del automotor lo ideal es hacerse con un coche de bajo consumo, fácil maniobrabilidad y, sobre todo, que tenga un precio asequible. Estas son nuestras recomendaciones para elegir tu primer coche:

Vehículo de Ocasión

No sólo podrás ahorrarte hasta un 30% en el precio sino que además ahorrarás en el coste del seguro, que se disparará con la combinación conductor novel + coche nuevo. En Das WeltAuto encontrarás vehículos de ocasión de hasta 7 años de antigüedad que cuentan con los elementos de seguridad activa y pasiva necesarios para que cojas destreza conduciendo con total tranquilidad.

Potencia media

Si no cuentas con demasiada experiencia en la carretera (el GTA no cuenta como experiencia), lo ideal es empezar con un coche de una potencia no superior a 120 CV. Con un 70 CV es suficiente, sobre todo si no vas a hacer demasiados kilómetros por autovía o autopista.

Mantenimiento sencillo

El mantenimiento de tu coche tiene que ir acorde a otro mantenimiento: el de tu cuenta bancaria. Si eres joven y, como tal, tu economía no está para arriesgar demasiado, lo mejor es elegir un coche que tenga un precio asequible y sea fácil de mantener. Una vez cumplimentado, el documento deberá ser firmado por los dos conductores. Asegúrate de revisar bien todo lo expuesto ya que una vez firmado no podrás realizar cambios. El documento contiene 2 hojas autocalcables para que ambas partes dispongan de una copia con todo lo acordado.

Maniobrable

Para muchos conductores noveles las maniobras en espacios reducidos y en aparcamientos pueden convertirse en todo un reto. Para evitar quebraderos de cabeza y para que aprendas a manejarte sin problemas, lo mejor es elegir un compacto o un utilitario. Estos modelos te generarán menos problemas que los coches grandes a la hora de maniobrar y de aparcar.

Cambio manual y sin demasiada tecnología

Para empezar a conducir lo mejor es olvidarse de coches con cámaras de visión trasera, sensores de lluvia, cambio automático, etc. Ya tendrás tiempo de adquirir un vehículo que lo haga todo por ti. Tu primer coche debe enseñarte a aparcar correctamente, poner las luces cuando hay que ponerlas, controlar las marchas… Esto hará que en el futuro seas capaz de conducir cualquier tipo de coche.