Piénsalo bien y elige el nuevo vehículo comercial que más se adapta a ti

A la hora de comprar un coche normalmente nos dejamos llevar por el gusto o la estética, pero la cosa cambia cuando vamos a seleccionar un vehículo comercial para nuestra empresa. 


En este caso debemos hacer un análisis mucho más pormenorizado y racional. Además, debemos ser cuidadosos porque haremos una inversión de la que dependerá el buen funcionamiento del negocio. Para elegir el vehículo adecuado la clave es determinar las necesidades reales de nuestro negocio.

Si necesitas transportar mercancías

Si requieres un vehículo para hacer reparto comercial, transporte de materiales de construcción o cualquier otra actividad que demande una gran capacidad de carga, tu opción ideal es un furgón o van. Este modelo es perfecto para el pequeño comercio, los servicios técnicos o trabajos asociados a la industria. Si además normalmente transportas mercancía delicada, selecciona un modelo con superficie antideslizante. Estos te permiten añadir paneles divisorios o anillas de amarre para sostener la carga.

Para transportar pasajeros

Si realizas servicios de shuttle o transporte de pasajeros necesitas un vehículo amplio para llevar al mayor número de personas de manera cómoda. En este caso, lo ideal es que elijas un 9 plazas. Hacerte con un modelo con wifi inalámbrico te permitirá además ofrecer a tus clientes un plus en el servicio.

El vehículo comercial todoterreno

Si buscas un motor potente para moverte fuera del asfalto con grandes cargas, lo mejor es una pickup. Lo ideal es una camioneta todoterreno con tracción a las cuatro ruedas y una plataforma abierta de amplias dimensiones; con compuerta trasera para que puedas transportar todo tipo de mercancías. Este modelo es perfecto para trabajos que se desarrollen en zonas rurales. Por ejemplo, aquellos relacionados con la agricultura o la construcción.

Para visitas comerciales

Un turismo con motor eficiente y bajo consumo es ideal si realizas labores de comercial. Sobre todo si pasas muchas horas en la carretera y no necesitas un espacio de carga excepcionalmente amplio. Si además por tu tipo de actividad necesitas estar conectado constantemente, elige un modelo que te permita montar tu “oficina en el coche”: con soporte para tablet y móvil, espacio para el portátil o escritorio integrado.

Cuando lo quieres comercial y familiar

Un combi te puede funcionar como vehículo comercial de lunes a viernes por su amplio espacio de carga. Mientras que durante el fin de semana te sirve como coche familiar por su número de plazas. Este modelo es el más versátil y flexible. Incluye hasta tres filas de asientos que se pueden recoger para obtener un mayor espacio de carga.

  • 0
  • 0
  • 0

Coches de Ocasión disponibles