La importancia del descanso en carretera

Todos queremos llegar pronto a nuestro destino. Especialmente en viajes largos, por mucho que nos guste conducir, la impaciencia por llegar al destino elegido puede llevarnos a cometer imprudencias. Y es que prácticas como salir a la carretera sin haber descansado bien o conducir varias horas seguidas sin realizar ninguna parada para agilizar el viaje, pueden resultar muy peligrosas. A continuación te explicamos los puntos más importantes a seguir en un viaje largo para evitar que el cansancio te juegue una mala pasada. 

1. Descanso antes de conducir

Ante un viaje largo es importante que salgas a la carretera bien descansado. Si no has dormido suficientes horas, si estás cansado después de una jornada de trabajo estresante, si no te encuentras al 100%… es mejor que retrases unas horas el viaje para descansar y salir más despejado.

2. Parada cada dos horas o cada 200 km

La fatiga en carretera es un mal compañero de viaje. Esta comienza a aparecer a partir de las dos horas de conducción, que suelen ser unos 200 km. Estate especialmente atento a las señales que te da tu cuerpo: si empiezas a bostezar o si se te caen los párpados, no esperes más. Realiza una parada, tómate alguna bebida estimulante y estira las piernas. Enseguida notarás como tu energía se renueva para volver a ponerte al volante. 

3. El café se nota

Según un estudio de la Fundación Española de Seguridad Vial, el efecto del café se nota. Su consumo mejora el rendimiento de los conductores fatigados o somnolientos: reduce en un 36,3% el número de pisadas de la líneas de la calzada, un 7,7% el tiempo de reacción y un 25,9% la sensación de somnolencia. Si no eres de café, puedes tomar una bebida con cafeína, teína o taurina. En cualquier caso debes realizar un consumo responsable: excederse con este tipo de bebidas puede ser tan perjudicial como conducir con fatiga.

4. Estímulos para hacer el viaje más llevadero

Si generalmente conducir se te hace pesado o aburrido, lo mejor es que busques algunos estímulos que te ayuden a hacer más ameno el viaje y, por tanto, menos cansado. Llevar compañía en el coche siempre es un buen aliado contra el aburrimiento. Utiliza las aplicaciones para compartir viaje con otras personas: no solo te saldrá más barato sino que podrás conocer a gente nueva. Si finalmente tienes que viajar solo, pon la radio o prepárate una buena sesión de música que te anime la conducción. 

5. En invierno, cuidado con la temperatura del coche

Es importante regular bien la calefacción del coche en invierno. Conducir con una temperatura muy alta puede provocar somnolencia, reducir tu capacidad de concentración y además, deshidratarte. Llevar puesto el abrigo tampoco es una buena solución ya que disminuye la eficacia del cinturón de seguridad en caso de accidente. Lo mejor es regular correctamente la temperatura del habitáculo: esta no debe ser inferior a 19 ºC ni superior a 24ºC. 

Por suerte, a día de hoy la tecnología nos permite contar con numerosos asistentes de conducción que mejoran la seguridad al volante y protegen al conductor en numerosas situaciones. En Das WeltAuto encontrarás una gran oferta de vehículos de ocasión que incluyen sistemas inteligentes como el Detector de Fatiga: un dispositivo que interpreta los movimientos del volante y recomienda al conductor realizar un descanso en caso de detectar anomalías en la conducción. Entra en nuestra web y descúbrelo.