Mantén tu coche en buenas condiciones mientras no lo utilices

Si no vamos a conducir durante mucho tiempo es importante tomar las precauciones para mantener el coche en buenas condiciones. No es necesario ser un experto en mecánica automotriz. Tan solo disponer de tiempo y unas pocas herramientas.


Teniendo en cuenta estos pequeños detalles, evitaremos futuras averías que pueden resultar mucho más costosas. Aquí te dejamos algunas recomendaciones para mantener el coche en buenas condiciones, mientras está aparcado en casa:

1. No actives el freno de mano

Dejar el freno de mano durante mucho tiempo puede provocar que las pastillas se peguen al disco o a los tambores, lo cual puede generar daños en el sistema de frenos. Si tu coche está estacionado en una superficie plana, especialmente si lo tienes en tu garaje particular, utiliza una cuña, un trozo de madera o un ladrillo para ponerlo en las ruedas y evitar el movimiento. Recuerda dejarlo en primera.

2. Cuida la batería

Si el automóvil estará mucho tiempo aparcado, lo mejor es desconectar los bornes y rociarles un poco de aceite para evitar la corrosión y la humedad. Asimismo, se recomienda arrancarlo (sin activar la radio ni las luces) durante unos minutos cada semana con el fin de poner a funcionar todo el sistema eléctrico.

3. Asea el interior y mantén el coche en buenas condiciones

Para evitar malos olores y que lleguen insectos al vehículo mientras está aparcado durante un tiempo prolongado, es necesario dejar el habitáculo limpio. Cualquier residuo podría dañar la tapicería a largo plazo. Después de limpiar bien, es recomendable utilizar ambientador para mantener un olor fresco.

4. Limpia la carrocería

Si el coche está mucho tiempo estacionado, la pintura se puede dañar. Después de eliminar las manchas y el polvo, es recomendable cubrirlo con una capa de cera y pulir la superficie para que quede protegido. Una limpieza con un trapo seco semanalmente es clave para mantener el brillo del esmalte.

5. Cuidado de los neumáticos

Si dejamos mucho tiempo el coche estacionado los neumáticos pueden deformarse. Es importante moverlo ligeramente para que la uniformidad de las ruedas se mantenga y no pierdan la presión del aire.

6. Usar un lugar adecuado para aparcar

Evitar dejar el coche a la intemperie es fundamental, por ello debemos asegurarnos de aparcarlo bajo techo si no vamos a usarlo durante un largo período. Una buena opción es usar una cubierta para protegerlo del polvo y de las inclemencias del clima.


Como veis es muy fácil mantener el coche en buenas condiciones. Solo tomar las debidas precauciones y dedicarle unos minutos al día.

  • 0
  • 0
  • 0

Coches de Ocasión disponibles