Please note: This website requires Flash and JavaScript to enjoy the full function range.
Please ensure that Flash and JavaScript are activated in your browser options. To download the
current flash plugin version please click here.

BuscarBuscar

7 consejos para cuidar la carrocería de tu coche como si fuera tu piel

Aunque parezca sencillo, hacer que tu coche reluzca puede llegar a convertirse en una misión imposible si no utilizas los productos o la técnica más adecuada. Para triunfar en la noble misión de lavar el coche a mano y dejar la carrocería lista para deslumbrar a vecinos y amigos, a continuación te damos una serie de sencillos consejos:

1. Usa productos específicos

Utilizar un producto cualquiera como el detergente de lavavajillas o un limpiador antigrasa, a largo plazo puede acabar dañando la pintura de tu coche. Si quieres apostar por un lavado duradero y poco corrosivo, lo mejor es comprar un jabón que tenga buena lubricación, para reducir la fricción, y con pH neutro.

2. Olvídate de las esponjas

Las esponjas retienen la suciedad en su parte superficial, pudiendo provocar arañazos en la pintura. Lo mejor es que te hagas con una manopla de microfibras o un guante de lana de cordero ya que son menos abrasivos.

3. Empieza por las llantas

Es aquí donde se acumula mayor cantidad de suciedad y donde tendrás que poner mayor empeño. Si empiezas por el techo, cuando llegues a ellas estarás más cansado, tendrás menos energía y querrás acabar cuanto antes. Además así evitarás salpicar el coche recién lavado con productos más corrosivos específicos para las llantas.

4. Reblandece la suciedad antes de pasar la bayeta

Humedece bien el coche para reblandecer la suciedad, así tendrás que frotar menos para quitarla y evitarás hacer arañazos en la carrocería. No te pases con el jabón si no quieres que tu aclarado se prolongue eternamente, con dos tapones bastará.

5. Papel de periódico para las ventanillas y cristales

No encontrarás un método más efectivo y barato. El papel de periódico no deja pelusas, al contrario de los trapos o gamuzas, no raya el cristal y absorbe antes el agua dejando un brillo perfecto.

6. No dejes que el coche se seque al aire

Si no secas correctamente la carrocería podrá quedar manchas en ella. Para que quede brillante y reluciente utiliza una toalla de microfibras, una waffle weave u otro tipo de bayeta de secado específica para coches. Mejor que arrastrar la bayeta por la superficie, pósala sobre la carrocería y da unos toquecitos.

7. Evita lavar el coche al sol

Aunque los días soleados llaman al lavado de coche, lo cierto es que no conviene hacerlo bajo la luz del sol. Las gotas del lavado dejan marcas de agua y cal en la carrocería y además actúan como microlupas que queman la pintura.

Las películas de coches que no te puedes perder

Volkswagen Golf GTI, 40 años de éxito

Concesionario o particular ¿qué opción es más fiable para comprar un vehículo de segunda mano?

Artículos anteriores



Los vehículos de ocasión más vendidos en España durante 2015

Verdades y mentiras sobre los vehículos blancos

6 razones para que tu primer coche sea de segunda mano

Guía rápida para comprarte un vehículo de segunda mano

5 ideas para gastarte el dinero que te ahorres comprando un vehículo de ocasión

7 señales que determinan que ha llegado el momento de cambiar de coche

Principales Hitos Das WeltAuto