8 recomendaciones para conducir con calor

Los meteorólogos advierten: este verano será uno de los más calurosos de los últimos años. Conducir con calor puede convertirse en un infierno si no vas bien preparado, por ello en los meses del año en los que más aprieta el calor te recomendamos tomar unas precauciones extra a la hora de ponerte al volante. Si este verano vas a viajar por carretera hasta tu lugar de vacaciones, sigue estos pequeños consejos para disfrutar de un viaje más cómodo y satisfactorio.

1. Conduce siempre hidratado.

El calor produce fatiga y estrés, así que procura viajar siempre hidratado y refrescado. Que no falten las botellas de agua o de refresco en tu coche.

2. Utiliza ropa cómoda.

Ve cómodo pero sin llegar al look playero: olvídate de conducir sin camiseta o con chanclas (es peligroso, además de antiestético, y podrán multarte por ello). Usa gafas de sol para evitar ser deslumbrado en ciertas horas del día y lleva siempre un par de repuesto en la guantera por si acaso.

3. Inicia el viaje descansado.

Evita realizar comidas copiosas y no consumas alcohol o medicamentos antes de emprender el viaje.

4. Evita las horas de más calor.

Si es posible evita conducir en las horas centrales del día cuando el sol está más alto y el calor es más intenso. Lo aconsejable sería hacerlo a primera hora de la mañana o a última de la tarde.

5. Mantén la temperatura interior entre 19 y 24ºC.

Conducir a más temperatura puede provocarte fatiga, somnolencia y hacer que tu tiempo de reacción ante imprevistos aumente. Si no dispones de aire acondicionado, es mejor llevar las ventanillas bajadas.

6. Para cada dos horas o cada 200 kilómetros.

Haz una parada técnica para despejarte, tomar un refrigerio y retomar la conducción más descansado y atento. Tómate el viaje con calma, al fin y al cabo, ¡estás de vacaciones! 

7. En las paradas, ¡todos fuera del coche!

En las paradas, ¡todos fuera del coche! Nunca debe quedarse nadie dentro.

8. No olvides poner el parasol.

En ciertos lugares de nuestra geografía en los que el calor veraniego pasa fácilmente de cálido a tórrido, un elemento tan sencillo como un parasol puede ayudarte a reducir la temperatura interior de tu vehículo hasta 10 grados. Utilízalo para evitar que el asiento o el volante parezcan salidos del mismísimo infierno cuando te subas al coche.

Y si quieres comenzar tus vacaciones de verano estrenando tu nuevo vehículo de ocasión, entra en la web de Das WeltAuto y escoge entre toda nuestra oferta multimarca el coche que más se adecue a tus necesidades. Todos nuestros modelos disponen del certificado de calidad y la Garantía Das WeltAuto. ¡Escoge el tuyo y empieza tus vacaciones de verano con tu nuevo coche!