¿Cómo adquirir buenos hábitos al volante?

Ya tienes el carnet pero, ¿estás realmente preparado para conducir? Seguramente no hasta que tengas la confianza y soltura suficientes que solo puedes adquirir con horas al volante. Mientras tanto, aquí te damos una serie de consejos que te ayudarán en tus primeros kilómetros como conductor. 

1. Tómatelo con calma

Si acabas de sacarte el carnet pero todavía te sientes inseguro conduciendo, los nervios y el estrés pueden convertirse en un peligroso compañero de viaje. Déjate unos días de margen para seguir practicando por tu cuenta en zonas poco concurridas, con menos tráfico, donde puedas ganar soltura y familiarizarte con el coche que vayas a usar. Aprovecha además para practicar una de las asignaturas más temidas por los conductores noveles: el aparcamiento. Aparca y desaparca hasta que tengas la técnica dominada. En poco tiempo verás como has cogido la suficiente confianza para conducir sin nervios y mucho más seguro. 

2. Los 5 sentidos al volante

Siempre decimos que se debe conducir con los 5 sentidos pero especialmente cuando se es novel. La destreza y los reflejos al volante se van adquiriendo con la práctica y los años de conducción. Por ello en tus primeros días céntrate en la conducción y evita distracciones como llevar la música muy alta o el coche cargado de amigos: ya tendrás tiempo de hacerlo cuando conduzcas más seguro. 

3. Guarda el móvil

El móvil es el peor enemigo del conductor. Cada año se producen miles de accidentes de tráfico a causa de distracciones producidas por el teléfono móvil. Por muy enganchado que estés a las redes sociales y al WhatsApp, cuando arranques el coche deja el móvil aparte, apagado o en un lugar donde no tengas la tentación de cogerlo. Esta costumbre mantenla para el resto de tus días como conductor. 

4. Conduce descansado

Por muy joven que seas y mucha vitalidad que tengas, conducir con fatiga o cansancio es un peligro tanto para tu seguridad como para la del resto de personas. Por supuesto, ni hablar de drogas y alcohol: jamás debes conducir bajo su efecto. Recuerda además que el límite de alcoholemia es menor para los conductores noveles, exactamente 0,15 mg/l de alcohol en aire espirado o 0,30g/l de alcohol en sangre. Si vas a tomar una copa con los amigos, el coche se queda aparcado. 

5. La L siempre puesta

Mucha gente cree que la L les perjudica en la conducción. Al contrario. Llevar la L no es una opción, su uso es obligatorio durante el primer año y sirve para que otros conductores sean pacientes y entiendan esos pequeños errores o torpezas que se suelen realizar cuando se tiene poca práctica. Recuerda que debes llevarla de manera visible en la luna trasera ya que si no podrás ser multado. 

6. Conduce un coche en condiciones

Muchas veces se comete el error de empezar a conducir con un coche viejo para así practicar con él sin miedo a estropearlo. La verdad es que para un conductor inexperto que tiene que enfrentarse a retos como el aparcamiento, los arranques en cuesta o los ángulos muertos, lo mejor es disponer de un coche cuyo equipamiento tecnológico le ponga las cosas fáciles. Además los coches actuales cuentan con mejores sistemas de seguridad para protegernos ante cualquier eventualidad. 

En Das WeltAuto disponemos de una amplia oferta de vehículos de ocasión multimarca, con una antigüedad de hasta 7 años y 150.000 km, comprobados y certificados con una revisión de hasta 126 puntos. Además nuestros vehículos cuentan con la última tecnología para asistirte en carretera y ayudarte en tus primeros kilómetros: detector de fatiga, asistente de arranque en pendiente, limitador de velocidad, asistente de aparcamiento… Si quieres disfrutar de tus primeros años como conductor con total seguridad, ¡entra ahora y encuentra tu Das WeltAuto ideal!