Consejos para rotular el vehículo de tu negocio.

Tu vehículo comercial pasa horas y horas circulando. Rotularlo no es sólo una solución de marketing económica sino que además tiene unos resultados muy eficientes en cuestión de visibilidad y notoriedad: convierte a tu coche en una valla publicitaria ambulante, visible para cientos de personas cada día. Llevarlo bien rotulado es fundamental para sacar el máximo partido a este soporte, por ello te damos algunos consejos que debes seguir:

Cuidado con las lunas

La legislación sólo permite rotular las lunas usando un vinilo impreso microperforado específico que además deberá estar homologado. En caso contrario, los vinilos podrán ser retirados cuando vayas a pasar la ITV. 

Únicamente se podrán rotular las lunas traseras: esto excluye las lunas del conductor y copiloto y, sobra decirlo, el parabrisas delantero. Además deberás respetar los elementos de señalización del vehículo: faros, matrícula, etc.

A la hora de elegir diseño...

El objetivo principal del rotulado es que el vehículo capte la atención de los transeúntes, por tanto debe ser llamativo. Para ello es recomendable utilizar colores vivos, con un buen contraste entre la tipografía y el fondo para que pueda leerse con claridad. 

No debes incluir demasiada información, únicamente la más básica para que al peatón le dé tiempo a asimilarla mientras el coche está en movimiento. Esto sería: logo de empresa, slogan y contacto -teléfono o web-. Lo mejor es que elijas un diseño perdurable, que no comunique promociones puntuales o campañas concretas que te obliguen a cambiar el vinilo con mayor periodicidad.

Colocación

Antes de colocar el vinilo deberás limpiar el coche a conciencia para facilitar la adhesión del mismo. Lo mejor para su colocación es que confíes en un profesional, desconfía de los chollos y busca un servicio de calidad. 

Un buen vinilado puede durar hasta cinco años por lo que merece la pena asegurar que el trabajo esté bien hecho. Los expertos recomiendan utilizar un vinilo de fundición impreso ya que su adaptación a las formas del vehículo es más adecuada.

Paciencia

No te desesperes si no notas cambios tras dos o tres semanas de circular con tu vehículo comercial rotulado, los resultados no son inmediatos. 

La rotulación es una forma de publicidad rentable que te ayudará a dar visibilidad y notoriedad a tu negocio a largo plazo. Cuanto más desplazamientos haga tu vehículo, mayor impacto visual obtendrá en consumidores de todas las edades, perfiles y sexos.