Cómo utilizar correctamente las luces del coche

Según datos de la DGT, el 37% de los accidentes mortales de tráfico se producen de noche. Pese a no ser el horario de mayor concurrencia en la carretera, a partir de las 8 de la tarde y hasta las 7 de la mañana la falta de luz y de visibilidad se convierte en una de las principales causas de la accidentabilidad. Teniendo este dato en cuenta, utilizar correctamente la iluminación de nuestro coche es de vital importancia tanto para ver como para ser visto por otros conductores cuando circulamos de noche. 

- Luz de carretera (largas)

Se deben utilizar exclusivamente de noche y solo en vías insuficientemente iluminadas. Según la norma, debemos encenderlas cuando circulando a 40km/h no podamos leer una matrícula a 10 metros o no veamos un vehículo de color oscuro a 50 metros. Deberemos cambiarlas por la luz de cruce siempre que existan peatones u otros vehículos a los que podamos deslumbrar, tanto de frente como por los retrovisores. 

- Luz de cruce (cortas)

Las luces de cruce no solo se utilizan de noche o dentro de espacios con reducida iluminación como túneles y garajes. Durante el día, deberemos encenderlas si conducimos bajo unas condiciones climáticas que reduzcan la visibilidad, como por ejemplo lluvia muy densa o niebla. Además deberemos utilizarlas en carriles reversibles, adicionales y habilitados para circular en sentido contrario.

- Luz antiniebla delantera

Las antinieblas delanteras no son obligatoria, por lo que no todos los vehículos cuentan con ella. Se utiliza como refuerzo cuando existen situaciones climáticas adversas que disminuyan drásticamente la visibilidad, como lluvia intensa, niebla espesa, nevada, nubes de polvo o humo. Además podrá utilizarse en tramos de vías estrechas con muchas curvas, donde resulta muy útil para seguir las líneas del borde de la calzada ya que tiene un mayor alcance lateral.

Debes tener en cuenta que las luces antiniebla, tanto la trasera como la delantera, solo deben utilizarse en caso de ser necesario, cuando existan condiciones adversas que te impidan ver a unos 10 o 20 metros de distancia. Mal utilizadas pueden resultar molestas y deslumbrar al resto de conductores. 

- Luz antiniebla trasera

Esta sí son obligatorias para todos los vehículos y se utilizan de manera independiente a las antiniebla delanteras. Tienen la función de hacer visible nuestro coche y evitar alcances en situaciones de visibilidad muy reducida. Son una o dos luces rojas de mayor intensidad que las de posición y solo deben utilizarse en situaciones climáticas muy adversas. Al igual que las antiniebla delanteras, su uso debe ser precavido y responsable, ya que en caso contrario puede deslumbrar a los conductores que circulen detrás nuestro. Cuando el coche que circule delante nuestro las lleve encendidas, tendremos que respetar más que nunca la distancia de seguridad ya que si nos pegamos demasiado estas podrán deslumbrarnos.

En la actualidad muchos vehículos incorporan avances en la iluminación como bombillas LED, más eficientes y rápidas, o asistentes de luz en carretera que gestionan de manera automática el cambio de luces cuando detectan la presencia de otro vehículo. En Das WeltAuto podrás encontrar vehículos de ocasión que ya incluyen estos y otras muchas mejoras técnicas que nos ayudan a disfrutar de una conducción más segura y prevenir accidentes. Entra ahora y encuentra tu modelo ideal.